Archivo del blog

domingo, 2 de junio de 2013

MAÑANA LUNES 3 DE JUNIO A LAS 20H EN EL BAR SPORT: VEGANISMO: ¿FILOSOFÍA O ESNOBISMO? OS ESPERAMOS!
OS ESPERO ESTE JUEVES 6 DE JUNIO A LAS 18H EN EL IES MATEO HERNÁNDEZ PARA HABLAR DE LA MEDICALIZACIÓN! NO FALTÉIS!
¿PROGRESO TECNOLÓGICO O MORAL?
Hans Jonas sentenció: “Obra de tal modo que los efectos de tu acción sean compatibles con la permanencia de una vida humana auténtica en la Tierra”.
Tras definir qué es la moral y qué es la tecnología, se plantearon una serie de preguntas no poco controvertidas como: ¿debemos ocultar o no coultar la tecnología? ¿cuáles son las consecuencias de la decisión que tomemos? ¿se trata de crear o de destruir? ¿se pueden satisfacer las necesidades sin tecnología? ¿nos ha perjudicado la tecnología o más bien nos ha ayudado? ¿cómo podría regularse el uso de la tecnología? Y a partir de ellas, tuvo lugar una magnífica tertulia en la cual estuvieron presentes 23 personas.
Manolo fue el primero en intervenir afirmando que no se ha de ocultar la tecnología; aunque la potestad de esta decisión de ocultarla o no, la tienen las empresas que reciben las subvenciones, tal y como expuso Iván. Pero para Ángel ha de prevalecer la consciencia de que la tecnología es un bien común, por lo que, como dijo Isaac, ha de ser cultivada. Además, en opinión de Álvaro, podría ser mal utilizada si se muestra completamente. Mientras que Paquita opina que si se oculta es precisamente porque tiene ciertos efectos.
En cuanto al dilema entre creación o destrucción, María abre este nuevo camino afirmando que la tecnología más bien destruye la autonomía. Pero Belén no cree que se trate sólo de destruir (que también, pues destruye valores), aunque igualemente crea. Sagrario se decanta por la creación, ya que la tecnología está pensada para crear; o al menos, para no destruir, como puntualizó Isaac. Parece que se da cierta polémica en este punto, ya que si se produce una alteración de la naturaleza, se genera destrucción, nos dice Iván. Pero si es un bien común, como plantea Ángel es un instrumento creador. El problema podría aparecer, según Isaac, si el fin es en sí mismo la técnica.
Y hablando de necesidades, ¿qué opinan los miembors del Café? Un reloj de arena ya es tecnología, ejemplificó Paquita. ¿Cuál es realmente la diferencia entre técnica y tecnología? Sagrario se detiene para explicar esta división de significados. Podemos hablar de técnica sin más; pero en tecnología hay que tener en cuenta los sistemas. Por tanto, se establece otra diferencia entre necesidad y deseos. El proyecto tecnológico genera deseos. Y además, como nos cuenta Iván, es deshumanizadora. Manolo puntualiza que mediante la tecnología nos hemos liberado de las leyes naturales. ¿Y esto llevaría a un dominio del ser humano, con la correspondiente pérdida de moral? Parece que, en principio, la tecnología nos ayuda, comenta Isaac. No obstante, prosigue, pasado cierto umbral provoca ciertos efectos negativos. Lo difícil es identificar el punto en el que el ser humano comienza a hacerse vulnerable; y por eso no deberíamos dejarnos llevar por todos los avances. Parece que a la epidemia tecnológica no le importara lo mental, lo moral, lo psíquico, narra Esther, sino que sólo alarga y beneficia a la vida en sentido físico.
Sin embargo, ¿qué es el hombre sin tecnología si nos ha acompañado la mayor parte de nuestro tiempo? Pongamos por ejemplo el GPS; mucha gente no sabría orientarse sin éste... pero los problemas comienzan a cobrar gravedad cuando las instituciones se aprovechan de esta dependencia, pudiendo llegar incluso a manipular nuestras rutas. Al fin y al cabo, no dejan de ser aparatos controlados por el propio individuo... y la mayoría no sabemos controlarnos, sino sólo usarlos.
Pero ¿qué hay de la tecnología genética, por ejemplo, que llega incluso a salvar vidas? Parece que aquí nos encontramos con una seria pendiente resbaladiza, de la cual pasamos hablando casi media hora de nuestro tiempo haciendo referencia a múltiples casos reales aparecidos en prensa. Es difícil regular el uso de la tecnología, y también lo es establecer una clara diferenciación entre los fines y los medios. No obstante, el sujeto humano siempre busca satisfacer sus fines y a veces tiene que pagar un precio. Por eso, si en algo estábamos tod@s de acuerdo es en que cada vez se hacen más necesarios los comités formados por organismos multidisciplinares que analicen no sólo los beneficios, sino también todas las consecuencias que la tecnología puede acarrear, y de hecho está incluyendo ya como formas de vida, en nuestro ámbito cotidiano.

Muchas gracias por asistir y nos vemos el jueves 6 para hablar de la medicalización.