Archivo del blog

sábado, 22 de febrero de 2014

CAFÉ FILOSÓFICO Nº3 (EL RASTREL)
LAS ACCIONES HUMANAS MUEVEN EL MUNDO


¿Es necesario un poder o un Estado que regule las sociedades? Para Hobbes, existen dos estadios en la historia del poder: el estado de naturaleza (la consecuencia es el conflicto de todos contra todos) y la sociedad civil (en provecho mutuo, cabe subordinar la voluntad individual a un poder común). Luis comenzó con las intervenciones apuntando que se puede dar una sociedad sin un poder superior, poniendo como ejemplo Internet. Gabri opina que hasta las sociedades más pequeñas poseen una autoridad, lo cual no significa que ésta haya de ser necesariamente un poder central, sino meras normas de convivencia. Pero para ello es necesaria una regulación. Ilaria reafirma la contingencia del poder central, ya que no tiene por qué darse. Como ejemplo, se hicieron algunas referencias a Cristiania (ciudad libre de Dinamarca). Kiara, además, habló de la necesidad de la toma de decisiones de modo asambleario. Pero vayamos a un plano más global. ¿Existen unas normal universales que habrían de respetar todos los individuos para poder mover un mundo más justo? Para Lara, existen derechos inquebrantables. Pero Gabri añade que la libertad de los individuos se encuentra no sólo en el hecho de ser respetado por unas normas, sino también en la libre elección de no quere cumplir ciertas normas. “Cada hombre en su vida opta por una jerarquía de valores que, si es coherente, se ordena a la luz de algunos valores rectores; pero ocurre que estos valores últimos no pueden ser legitimados en base a otros y ello nos obliga -obviamente- a aceptarlos por fe. Los axiomas últimos de valor son, pues, inconmensurables: con respecto a ellos o cabe discusión y acuerdo, sino aceptación.” (Max Weber)
Para Luis no existen humanas buenas o malas, ya que esta valoración pertenece a un plano subjetivo. Laura habla del egoísmo de los individuos y la consiguiente necesidad de establecer normas. Mientras que para Iván, las acciones que e dan en una sociedad son una mera cuestión contractual, como aquel pacto social del que nos habla Rousseau. Y Kiara va más allá, estableciendo una diferencia entre la legalidad y la legitimidad. No es lo mismo hablar de acciones legales que de acciones legítimas.
¿Y si hablamos del caso práctico de los transplantes? En 2011 comenzó en España una cadena de transplantes iniciada por un donante altruista que dio su riñón a un desconocido, cuya esposa donó otro riñón a otro desconocido y así sucesivamente... ¿Por qué no se dan más este tipo de movimientos? Iván cree que aún nos puede la lejanía, ya que reconoce no tener ningún problema en donar un órgano a un ser querido, mientras que a una persona desconocida le costaría más. Ángel habla de la relación de la moral con el sistema económico, ya que actualmente nos encontramos en una era capitalista, y el altruismo no es moneda de cambio en tal universo. El altruismo de hecho existe, pero no se publicita porque no genera beneficios. Para Francisco, el altruismo está muy influido por la empatía, y resulta difícil hacer un esfuerzo por alguien que se encuentra fuera de un círculo cercano. No obstante, la capacidad empática ha aumentado con respecto a la historia y es por ello por lo que cada vez enfrentamos más la mala conciencia.
“La quiebra sucesiva de diversos regímenes democráticos durante el período de entreguerras redujo aún más el número de poliarquías liberales a un contado número de casos concetrados, principal aunque no exclusivamente, en la parte más desarrollada del mundo occidental. Para mayor complicación, los adversarios de la democracia liberal contrponían imponentes autocracias en las que la movilización de masas constituía un componente fundamental en la articulación de la legitimación del régimen político” Raimundo Viejo Viñas habla en su libro de un cambio de paradigma de la política de partidos a la política del movimiento. ¿Mueven las acciones humanas más que los propios partidos? Gabri nos ilustra con el ejemplo del movimiento antidesahucios y muchos de sus logros. El problema, nos cuenta, es la cultura política. En el momento en que una organización adquiere autoempoderamiento, van a por ella. Efectivamente parece que se esté produciendo un cambio de paradigma, pero para Kiara es fundamental una apertura del sistema, o seguiremos viéndonos reflejados por los partidos

De nuevo, a tod@s, gracias...
El CAFÉ FILOSÓFICO EN RTV Salamanca
http://www.salamancartv.com/educacion/el-cafe-filosofico-del-ies-mateo-hernandez-la-oportunidad-de-escuchar-y-ser-escuchado/
 Gracias a tod@s por venir, y en especial a RTV Salamanca por difundir la práctica de la Filosofía

domingo, 9 de febrero de 2014

CAFÉ FILOSÓFICO Nº 19 EN EL IES MATEO HERNÁNDEZ

¿EDUCACIÓN O DOMESTICACIÓN?

“Los maestros, se lo propongan o no, forman moralmente a sus alumnos. La convivencia cotidiana, el ser adultos, la constante conversación en el aula van internalizando en el escolar estilos de vida, modelos de comportamiento, maneras de argumentar, juicios de valor.” (Esther F. A. de Martínez: Formación ética y ciudadana en el nivel inicial y primer ciclo de la educación básica). Comentemos algunos ejemplos, aportados por los miembros del café, de cómo los profesores y las profesoras influyen moralmente sobre l@s alumn@s. Para Vega, hay profesores seri@s y consecuentes que nunca critican a compañer@s ni tampoco a padres y madres, mientras que hay much@s otr@s que no sirven como ejemplo de moralidad, ya que se acostumbran a una vida en la que juzgar constantemente lo que l@s demás hacen. Para Mariví, la profesora o el profesor son un referente. “Tenemos un poder del que nisiquiera tenemos conocimiento” (dice como docente), por ello, añadió, hay que tener cuidado con el hecho de emitir juicios, sobre todo morales.
Aristóteles nos había hablado ya, en Ética a Nicómaco, de dos tipos de hábitos, los que surgen de la repetición y los que están más ligados a la reflexión. Sagrario puso, como ejemplo de hábitos por repetición que el docente transmite a l@s alumn@s, las tareas, el orden o el respeto. ¿Quién ha de instruir a los chavales en estos hábitos? ¿Padres o docentes? Ana cree que ambos, aunque para ella el inicio son los padres. Iván comentó que a los padres no les queda más remedio, mientras que para los profesores es una obligación que forma parte de su trabajo. Quizá podríamos tomar este ejemplo como diferencia entre responsabilidad y deber. Pero, ¿y si nos movemos al terreno de la moral? Scheller decía que “actuar bien en un conflicto de valores es elegir el más alto, quienes reflexionan sobre cuestiones morales no siempre vinculan lo bueno con lo verdadero, con lo bello o con lo sagrado”. ¿Nos enseñan a resolver un conflicto o dilema moral en la escuela? Sagrario no cree que se esté formando al alumnado en esta materia, ya que hay mismamente muchos profesores a los que sólo les interesa impartir contenidos y huyen de l formación moral, pues no creen que les corresponda ese trabajo. Mariví opina lo mismo, aunque cree que esta labor es inherente al trabajo de un buen docente, con el trabajo del profesor ha de venir incluída esa pedagogía de la moral. Hay que formar al alumnado en una libertad de la cual sean conscientes, sabiendo que todo acto libre implica responsabilidades. (Se comentó el dilema de si un alumno se ausentaría o no de la última clase justo antes del examen de esa materia sabiendo qe ha de ayudar a un amigo que se queda fuera por tener algún problema personal). Iván distingue claramente dos tipos de docentes: el profesor guía (quien tiene vocación) y el que no tiene vocación (ha encontrado una salida a sus estudios con una remuneración, y punto). Vega añade que no ve justo el proceso de selección por oposición que se hace de los profesores, ya que la vocación habría de ser algo fundamental en los docentes, más que los contenidos. Pero los docentes parecen ser víctimas de un sistema hermético, llegando incluso, como dijo Sagrario, a ser expulsados de la sala si plantean un problema en el aula más allá de los contenidos. A veces parece que todas las palabras bonitas sobre la docencia quedara en los libros, pero ¿quién las ha visto llevadas a la práctica? A Martha Nussbaum, añade Sagrario, le dimos un premio por criticar lo que hacemos. Y citó también a Simon Dei: “las notas tienen para los alumnos el mismo valor que para los alumnos el dinero”.
Volvamos a la vocación y al interesante debate que se generó sobre ésta. Mariví, convencida de su vocacón como docente, dijo que no hay nada que pudiera arrebatársela, ya que cada día, además de enseñar, aprendía de sus alumn@s. Pero Silvia, desde su experiencia como opositora, le recordó a Mariví la única cosa en la vida que podía eliminar la vocación de un docente: la oposición. Ambas estaban de acuerdo en la frustración y la impotencia que ésta ha generado en much@s docentes. Priman los contenidos, al igual que ahora priman sobre todo las ciencias por encima de las humanidades. Vega nos habla de que hay alumn@s para los que el sistema educativo actual no tiene respuesta, y nos recomendó El collar del Neandertal.
¿Educación o domesticación? L@s alumn@s asistentes nos recordaban el estrés de la selectividad, y los profesores la presión de la programación de contenidos... toda una carrera de fondo encerrados entre cuatro paredes para al final demostrar, en el circo de un examen, cómo cada alumno ha sido domesticado...